Tycho Brahe-museet.

Museo dedicado al astrónomo Tycho Brahe (1546-1601). Reconocido como uno de los científicos más brillantes de su tiempo, este hombre diseñó un gran centro de estudios en la isla de Hven, con el patrocinio del rey Federico II de Dinamarca. El lugar fue conocido como “Uraniborg” y contaba con biblioteca, imprenta, salas de estudio y observación astronómica, un pequeño jardín botánico, un laboratorio de alquimia, etc. Posteriormente decidió construir Stjernborg (el castillo de las estrellas), un observatorio subterráneo que permitía conseguir mayor precisión en las mediciones astronómicas, complementándolas con los telescopios situados en las torres del Uraniborg.

La alquimia era para Brahe una ciencia fundamental, que “revelaba los secretos ocultos en la naturaleza”. Su estudio formaba parte del plan de trabajo en el Uranibog, que Brahe diseñó para formar a hombres de ciencia de alto nivel. Él mismo dirigió durante más de veinte años este lugar que ha sido reconstruído por el gobierno sueco para formar este museo.

Llegó a tener a 45 personas estudiando en sus instalaciones, la mayoría de ellos enfocados a la astronomía.

Los precisos datos astronómicos que Brahe recopiló a lo largo de su vida en este lugar fueron utilizados por Kepler para formular las famosas leyes que describen los movimientos de los planetas y que asombraron al mundo.

Recomendamos visitar el lugar por sus espléndidas vistas, el maravilloso jardín renacentista y las reproducciones de los instrumentos astronómicos que se encuentran allí a escala real.

Anuncios

Autor: José Rodríguez

Amoureux de l'Art!